17 marzo 2016

Apps guays -y gratis- para editar fotos.

En Semana Santa, seguro que damos rienda suelta al fotógrafo que llevamos dentro y sacamos unos cientos de instantáneas de nuestros retoños, el perro, una comida familiar, la cena con amigos, un paisaje, nuestros pies. Son unas fechas propicias para llenar la memoria del teléfono de recuerdos.

Para los que les gusta enredar un poco con las fotos, aquí van algunas aplicaciones gratuitas para poner filtros, bordes, efectos, texturas, hacer collages o poner un marco.
Así podremos mandar una versión más apetecible de la foto de los niños al grupo de Whatsapp, que las recibe por docenas.


Seguramente, habría que empezar por sacarle algo más de partido al editor del teléfono. Tiene muchas posibilidades, puedes utilizar los filtros predeterminados y la mejora automática o trastear con la luz, la exposición, la saturación, el color… Un montón de posibilidades de serie que, seguramente, estás desaprovechando.
Pero si eres un poco torpe, perezoso o, directamente, se te hace un mundo, con alguna de estas aplicaciones conseguirás que tus fotos luzcan más con la ley del mínimo esfuerzo (bueno, puedes esforzarte menos y dejarlas tal cual).


Una app muy agradecida, sencilla y práctica con la que dar un estilo retro y muy favorecedor a tus fotos. Tiene pocos filtros pero todos quedan geniales y hay alguna textura interesante.
Se puede añadir texto -las fuentes también están muy bien elegidas- o insertar imágenes con textos prediseñados divertidos.
La pega es que hay que pagar para quitar la marca de agua PICLAB (que me da muchísima rabia). Lo bueno es que por 2,99€ puedes tener la aplicación con todas las opciones.


Tiene bastante filtros aunque están predeterminados y no se pueden ajustar así que tendrás editar la imagen antes de pasar por aquí (sobre todo, si te ha quedado oscura). Las texturas y los bordes son chulos y, si te gustan, hay unos cuantos efectos entre los que elegir.


Un montón de filtros agrupados por temas que, además, puedes ajustar a tu gusto. Tiene también algún efecto interesante -la opción scratch para conseguir ese rollo de imagen vieja-. En cuanto a bordes, poco que rascar.


Aunque está pensada para hacer invitaciones y collages, añadiendo imágenes, fondos, emoticonos y texto, me gusta mucho su selección de filtros con intensidad regulable.
Muchas veces he pasado una foto por aquí antes de añadirle algún efecto o textura en otra aplicación.
Sencilla pero merece la pena dedicarle unos megas de espacio en tu teléfono.


Con ésta hay que currárselo un poco más hasta dar con lo que quieres. Pero es que tiene muchísimas opciones, además de su propósito original de hacer un collage con una única foto –queda muy resultón- o con varias.
Puedes deshacerte de todos los trozos, quedarte con una sola imagen y aprovechar todas sus posibilidades, que son muchas: filtros estupendos, bordes a granel, fondos, insertar texto, pegatinas, dibujos.
El problema es que no sabrás con qué quedarte.


Una vez que hayas puesto un poco de todo a tu imagen, sólo te queda enmarcar.
Con esta app –que se supone que es para comprar- puedes poner un marco y un paspartú a tu, ahora sí, preciosa foto de familia.



Y una vez que le pilles el gusto, las pasarás todas por una de estas aplicaciones o, peor aún, la combinación de un par o tres. Y perderás un montón de tiempo buscando el filtro perfecto pero tus fotos serán súper chulas.


1 comentario:

  1. Excelente post muchas gracias.
    Andaba buscando buenas aplicaciones para fotos porque la verdad he probado muchas y no me terminan de convencer.

    saludos.

    ResponderEliminar