20 julio 2015

Quiero un trikini.

Por su sencillez.
Por su elegancia.
Por su sofisticación.
Por su comodidad.
Por su versatilidad.
Por su discreción.
Porque se adapta a cualquier cuerpo.
Porque lucirás estupenda en la playa y en la piscina.
Por las marcas de moreno.
Porque son lo más cool.
Porque serás la envidia de todas las bañistas.
Porque quedan genial con una pamela.
Porque son los únicos que aguantan unos taconazos en la playa.
Porque aunque el tiempo pase, el trikini permanece.



¡Ni de coña!

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¿No te animas, Andrea?
      Estaríamos tan ideales trikineando este verano...

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Estoy a punto de caer, creo que me he convencido de todos los parabienes del trikini.

      Eliminar